Un destello de esperanza en Mumbai

Los diseños de Glimpse Clothing pasan de ser un boceto en papel a una prenda colgando en nuestros armarios gracias al esfuerzo de quince mujeres. Trabajan en un taller de Mumbai (La India), y todas ellas tienen desgraciadamente algo en común: en el pasado fueron víctimas de la esclavitud sexual. Esta joven marca alemana, fundada en 2012, está asociada con una ONG local para ofrecerle a estas mujeres la posibilidad de ganar un salario justo a la vez que aprenden una profesión. ¿Su objetivo? Asegurarse de que nunca tendrán que volver a vender sus cuerpos.

glim3
Colección Primavera/Verano 2015. / FOTO: Glimpse Clothing.

“Cuando acabé mis estudios me tomé un año sabático para reflexionar sobre qué quería hacer con mi pasión por la moda”, nos explica Teresa Göppel – diseñadora y una de las fundadoras de Glimpse Clothing – para dar respuesta a mi pregunta sobre los orígenes de la marca. “Para mí no tenía sentido trabajar para la industria convencional de la moda por su falta de valores sociales. Pensé que al final de mi vida podría mirar atrás y preguntarme qué había creado con el poder de mis manos. Si solo había adulado la riqueza y la belleza de este mundo no creo que hubiese logrado gran cosa”.

Teresa se encontraba viajando por Australia cuando conoció a una pareja que tenía un proyecto en Tailandia para reintegrar antiguas prostitutas a la sociedad mediante el aprendizaje de un oficio. Compartieron impresiones al respecto, y Teresa comenzó una colaboración temporal con ellos que en última instancia le inspiró a seguir un camino similar.

Una vez de vuelta en Stuttgart (Alemania), y gracias a intermediación de la misma pareja que había conocido en Australia, conoció a Lilly – una abogada- y su marido Simon – un diseñador web-, quienes en seguida manifestaron su interés en el planteamiento de usar la moda como una herramienta para luchar por una mayor justicia social. Así que no pasó mucho tiempo hasta que los tres decidieron unir fuerzas y se pusieron manos a la obra a rellenar papeleo y organizar los complejos aspectos logísticos que conlleva una iniciativa de estas características.

glim1
Vestido de la colección Primavera/ Verano 2015. / FOTO: Glimpse Clothing.

“Empezamos a pensar sobre aquellos lugares con una mayor desigualdad, hasta que encontramos International Justice Mission, una organización estadounidense que vela por los derechos humanos a lo largo de todo el mundo”, continua Teresa. “En Mumbai luchan activamente contra la esclavitud sexual. Tienen grandes equipos que actúan de manera coordinada con la policía local y otras organizaciones humanitarias para irrumpir en los burdeles y rescatar a las chicas que están siendo prostituidas de manera forzada.”

Según nos aclara Teresa, estas adolescentes tienen el apoyo de las instituciones hasta que cumplen los dieciocho años, pero después no tienen a donde ir. En algunos casos son sus propias familias las que previamente las han vendido a las mafias. Así que, al no poder volver a casa se ven obligadas de nuevo a ejercer la prostitución, la única realidad que conocen. Esta es la razón por la que los tres socios decidieron centrar su trabajo en crear una red de apoyo para este colectivo de mujeres mayores de edad…era el eslabón que faltaba al final de la cadena.

glim4
Algunas de las participantes en el programa pagado de formación laboral puesto en marcha por Glimpse en colaboración con Chaiin Foundation. / FOTO: Glimpse Clothing

En Mumbai Glimpse Clothing trabaja en colaboración con la ONG local Chaiim Foundation, la cual gestiona y supervisa sobre el terreno la unidad de producción. Entre otras cosas son los encargados de ponerse en contacto con las víctimas para hablarles del programa de formación laboral que ofrecen para aprender a coser y diseñar. Gracias a las donaciones que reciben desde Alemania y otros países, la fundación es capaz -no sin cierta dificultad, eso sí- de hacer frente a los distintos gastos (entre los que se incluyen el alquiler del local, los salarios de las participantes y  los maestros, la maquinaria…etc).

“Es un reto constante trabajar con estas mujeres debido a que están altamente traumatizadas. Lo que significa que necesitamos poner siempre una dosis de esfuerzo extra en su educación emocional”, concluye Teresa hacia el final de nuestra conversación. “Pero esa siempre ha sido una nuestra meta. Hacemos esto para mantenerlas a salvo y ofrecerles esperanza para comenzar una nueva vida. Y, sin lugar a dudas, todo el trabajo duro merece la pena”.

glim5
Integrantes de la ONG Chaiim Foundation. / FOTO: Glimpse Clothing.

· Para colaborar con tu donación al proyecto de Glimpse Clothing pincha aquí.