Una razón poderosa para la filantropía

Una razón poderosa para la filantropía

fila3
Jersey Gineta de la colección actual de punto. / FOTO: Julia Puig.

La vida de Cristina Garrosa está a punto de dar un giro de 180 grados. Después de unos años trabajando como diseñadora gráfica, esta sevillana residente en Madrid se ha decidido a dejarlo todo para apostar por su pasión por la moda. A lo largo de estas líneas os lo contamos todo sobre su marca Filantropic – una nueva iniciativa que comienza a afianzarse en el terreno de la moda sostenible… ¡MADE IN SPAIN de alto nivel!

¿ Cómo nos definirías el estilo y la filosofía de Filantropic? ¿ Qué te impulsó a dar el paso de crear tu propia marca?
Siempre me había gustado el mundo de la moda, pero fue de esas cosas que dejé en el tintero “para labrarme un futuro mejor”. Pero acabé decepcionada con el panorama laboral actual y decidí apostar por mi sueño. Filantropic es todo aquello que me inspira. Es mi manera de expresarme a través de la moda y de plasmar mis ideales. Diseño prendas coloristas, versátiles y con carácter propio, utilizando materiales de primera calidad con la intención de que perduren en el tiempo.

fila1_C
Falda Madrugada y Poncho Aurora. / FOTO: Julia Puig

¿ Podrías resumirnos cómo han sido estos primeros pasos en el proceso de consolidación de la firma?
Me he planteado Filantropic como un proyecto a largo plazo, pero la verdad es que estoy muy contenta con los resultados obtenidos hasta ahora. Que la gente empiece a confiar en la marca, que haya tiendas interesadas en vender las prendas y que te contacten desde el otro lado del mundo para proponerte proyectos interesantes es una gran satisfacción.

¿ Cómo has adaptado los valores de la moda ética al proceso de producción y al plan general de negocio?
Mi objetivo se centra en realizar una producción ética y responsble. Para ello, trabajo con pequeños talleres españoles, ya que de esta manera no sólo contribuyo a fomentar la economía local sino que además puedo garantizar los derechos de los trabajadores. Además estoy estableciendo contactos con colectivos en riesgo de exclusión para poder colaborar en futuras colecciones promoviendo la integración social a través del trabajo.

fila4
El sofisticado Jersey Alma. / FOTO: Julia Puig

¿ Por qué decidiste apostar por la moda sostenible?
Creo que la industria de la moda necesita un cambio. El perfil del consumidor cada vez es más consciente y se plantea qué hay detrás. Con Filantropic quiero aportar mi granito de arena para que esto cambie, quiero que mi marca no sólo sea una marca de moda sino un proyecto de vida que me ayude a crecer como persona y para eso hay que empezar por hacer las cosas bien.

¿ Cómo te gustaría que Filantropic fuera creciendo en los próximos años? ¿ Te gustaría que la marca estuviese presente en distintos países?
De momento nuestro principal canal de venta es la tienda online pero me gustaría ir viendo crecer este proyecto poco a poco, dando pequeños pasos para consolidar la marca en el mercado y poder estar presente en puntos de venta físicos de toda Europa.

cabecera_coming_web
Imposible no enamorarse de estas coloridas bufandas. / FOTO: Filantropic

Se cambia armario por ciberarmario

kleiderrebell
Un look para cada ocasión./ Foto: Kleiderrebell

La semana pasada entrevistamos a Laura Apel. Esta joven emprendedora alemana está a punto de lanzar su primer proyecto profesional propio en relación con la industria de la moda: kleiderrebell. Sigue leyendo y descubre su original – y sostenible- planteamiento.

¿Cómo funciona el proyecto “kleiderrebell”?
Kleiderrebel será una tienda online en la que no se comprarán prendas de ropa, sino que se alquilarán. Cada artículo tiene su propio precio de alquiler, que cubre un periodo de un mes. Las clientas tienen la flexibilidad de decidir qué prendas alquilan y por cuánto tiempo. Sin subscripciones o gastos fijos. Cuando las clientas se cansan de la prenda que han alquilado la pueden devolver sin problemas a Kleiderrebell. Además, también se pueden conseguir cupones descuento al donarnos ropa de segunda mano. La finalidad es contribuir a crear una industria de la moda que sea más sostenible, ya que las mujeres pueden ir a la moda sin necesidad de comprar prendas nuevas.

¿Qué te inspiró a impulsar este original planteamiento?
Durante mis estudios en administración de moda tuve la oportunidad de hacer unas prácticas en Bangladés. Allí adquirí una perspectiva más profunda de la industria de la moda, desde las plantaciones de algodón hasta que las prendas son finalmente manufacturadas. De ese momento en adelante empecé a buscar una solución alternativa al modelo clásico que tenemos de consumir moda.

¿Cómo ha evolucionado tu visión de la moda durante todos estos años en los que has estado activa en la industria?
Me he pasado años acudiendo a mercadillos. Me parece que son siempre una gran experiencia: nunca sabes qué puedes esperar. A veces encuentras artículos geniales que no dudas en comprar, y otras veces vuelves a casa con las manos vacías. Pero todo lo que compras o vendes allí contribuye a la idea de sostenibilidad. Deberíamos preguntarnos más a menudo qué alternativas de consumo tenemos antes de lanzarnos a comprar todo nuevo.

kleiderrebell2
“Love it. Wear it. Share it.” / Foto: Kleiderrebell

Cuéntanos más sobre la iniciativa que has iniciado para ayudarte a recaudar fondos para poner en marcha el proyecto.
La campaña de crowdfunding acaba el próximo 22 de noviembre. Nuestro objetivo es alcanzar los 15.000 € en donaciones – de los que ya hemos recaudado más de 8.500€. La gente que apoye nuestro proyecto puede contar con distintos beneficios a cambio: bolsas de algodón con bonitos patrones, cupones de compra, organización de eventos personales y consejos de estilo.

“Podemos mejorar la sociedad a través de nuestro vestuario”

La tienda de Moda en Positivo está ubicada en el corazón más ecológico de Barcelona, el Barrio de Gracia. / Foto: MEP

Fieles a sus valores ecológicos, en noviembre de 2013 Beatriz Valdivia y Albert Cediel crean “Moda en Positivo”, un espacio plural dedicado a la moda sostenible. En él se pueden adquirir productos realizados artesanalmente a partir de materiales ecológicos o reciclados. Además, el proceso de producción tiene que respetar unos parámetros éticos de compromiso social.

Beatriz viajará en breve a Perú, de donde traerá bolsos hechos con papel por una comunidad local de mujeres. Pero antes hemos tenido ocasión de charlar con ella para que nos cuente las claves de este precioso proyecto.

¿ Qué es “Moda en Positivo”?
Un espacio que nace con el propósito de ofrecer complementos, bisutería, calzado y ropa atemporal realizada con técnicas artesanales por pequeños diseñadores, mujeres cabezas de familia o por comunidades indígenas.

Nos aseguramos de que cada objeto manifieste un respeto por el medio ambiente y, sobre todo, por las personas. Consideramos que podemos contribuir a mejorar la sociedad a través de algo tan cotidiano como nuestro vestuario. Si quieres cambiar el mundo…¡póntelo!

Todos los artículos a la venta respetan tanto al medio ambiente como a las personas./ Foto: MEP

¿ Qué fue lo que os llevó a constituir esta plataforma?
Tanto Albert como yo llevamos más de 25 años trabajando en el sector ecológico. Albert estudió en su juventud diseño de moda, pero nunca ejerció la profesión.

En el 2010 nos fuimos con toda la familia a vivir a Colombia y allí tuvimos mucho contacto con artesanos locales. Yo detecté que uno de sus grandes problemas es que no comunicaban lo que hacían. Por ello, decidí crear una plataforma para promover la Moda Sostenible en América Latina y dar visibilidad a todas estas pequeñas marcas. Eco Fashion Latam  – así se llama la plataforma-, nos permitió descubrir nuevos diseñadores y, al regresar a España, volcamos toda esta experiencia que habíamos acumulado en el sector en la creación de Moda en Positivo.

¿ Por qué consideráis necesario apoyar y potenciar aquellas iniciativas que se desarrollan en el marco de la moda sostenible?
Es un sector que necesita mucha colaboración, sobre todo en el ámbito del marketing. La mayoría son pequeños diseñadores que tienen mucha concienciación, pasión por una moda diferente y conocimientos en diseño, pero no son expertos en ventas. No saben comunicar quienes son y lo que hacen. Por otra parte está nuestro proyecto con marcas latinoamericanas que desean introducirse en Europa y, por motivos logísticos y económicos, les resulta difícil. Nuestra plataforma les permite entrar en este mercado.

Coloridos complementos hechos a mano./ Foto: MEP

¿ Cuáles son los requisitos que establecéis para seleccionar las marcas que entrarán a formar parte de “Moda en positivo”?
Que pertenezcan a una de las 4 áreas en las que trabajamos : 1. Que trabajen con materias primas ecológicas, 2. Que realizan productos o prendas a partir del reciclaje de residuos (Upcycling), 3. Productos hechos a mano, sobre todo por comunidades en riesgo de inclusión, y 4. Prendas que usen la tecnología como método de innovación y con un bien para la salud (“smart fashion”). Pero lo que más valoramos son las iniciativas relacionadas con proyectos sociales.

En vuestra opinión, ¿ cuáles son los mayores retos a los que se enfrenta la moda sostenible en la actualidad?
Lamentablemente, el sector ecológico en general lucha con el handicap de que el consumidor considera que es un producto caro. Por eso, no sólo hemos de vender, sino formar al público. Mostrarle cuáles son los valores de esta moda y hacerle entender que este cambio de actitud es bueno para todos, para el planeta. Otro reto es conseguir ayudas y subvenciones para estos eco-emprendedores…y que se “multe” a los que ocasionan daños sociales y medioambientales.

Nos hace tremenda ilusión ayudar, aconsejar y asesorar a los que empiezan en este mundo. Tienen grandes sueños e ilusiones, pero que tienen aprender que, a pesar de todo, este negocio tiene que ser rentable para ellos y sus comunidades.

Beatriz Valdivia y Albert Cediel: socios en lo profesional y en lo personal. / Foto: MEP
Un destello de esperanza en Mumbai

Un destello de esperanza en Mumbai

Los diseños de Glimpse Clothing pasan de ser un boceto en papel a una prenda colgando en nuestros armarios gracias al esfuerzo de quince mujeres. Trabajan en un taller de Mumbai (La India), y todas ellas tienen desgraciadamente algo en común: en el pasado fueron víctimas de la esclavitud sexual. Esta joven marca alemana, fundada en 2012, está asociada con una ONG local para ofrecerle a estas mujeres la posibilidad de ganar un salario justo a la vez que aprenden una profesión. ¿Su objetivo? Asegurarse de que nunca tendrán que volver a vender sus cuerpos.

glim3
Colección Primavera/Verano 2015. / FOTO: Glimpse Clothing.

“Cuando acabé mis estudios me tomé un año sabático para reflexionar sobre qué quería hacer con mi pasión por la moda”, nos explica Teresa Göppel – diseñadora y una de las fundadoras de Glimpse Clothing – para dar respuesta a mi pregunta sobre los orígenes de la marca. “Para mí no tenía sentido trabajar para la industria convencional de la moda por su falta de valores sociales. Pensé que al final de mi vida podría mirar atrás y preguntarme qué había creado con el poder de mis manos. Si solo había adulado la riqueza y la belleza de este mundo no creo que hubiese logrado gran cosa”.

Teresa se encontraba viajando por Australia cuando conoció a una pareja que tenía un proyecto en Tailandia para reintegrar antiguas prostitutas a la sociedad mediante el aprendizaje de un oficio. Compartieron impresiones al respecto, y Teresa comenzó una colaboración temporal con ellos que en última instancia le inspiró a seguir un camino similar. Leer más