Tiempo para una buena DETOX

Eva y Rebecca

Tirar tu ropa antigua a la basura cuando te cansas de ella ya no es una opción. Especialmente ahora que podemos encontrar una larga lista de alternativas para renovar nuestro armario sin tener que contaminar el medio ambiente. ¿Queréis que os demos un ejemplo?

El pasado sábado 13 de junio asistimos en Düsseldorf al “clothes swap party”, un evento organizado por Greenpeace en el contexto de su campaña DETOX. La idea del encuentro era que la gente pudiese aportar sus prendas de ropa caídas en el olvido y, a cambio, se llevase a casa tantos pantalones, camisetas, vestidos o zapatos, pertenecientes a otras personas, como quisiese. Además, la primera premisa no era obligatoria. También se podía echar un vistazo de manera espontánea y coger la ropa que te gustase sin haber dejado la tuya.

También tuvimos oportunidad de charlar un rato con una de las integrantes del grupo de Greenpeace, Rebecca Häfner, quien nos dio información más detallada sobre los objetivos de la campaña DETOX. En el marco de esta iniciativa se trata de persuadir a las grandes firmas textiles de que para el año 2020 hayan eliminado del proceso de producción los elementos químicos más contaminantes. Aquí os dejamos un fragmento interesante extraído de su página web:

“Mientras la industria textil global continúa incrementando su producción, una cantidad cada vez mayor de desperdicios líquidos se filtra al medio ambiente y envenena valiosísimos recursos de agua fresca. En China, el mayor productor textil a nivel internacional, alrededor de dos tercios de los recursos de agua fresca ya han sido contaminados.”

Rebecca también nos ofreció algunos consejos para conseguir un armario más sostenible. Para empezar, quizá lo más importante sea tomar una decisión consciente sobre nuestras compras. Lo que significa parar un momento y plantearnos si realmente necesitamos aquello que vamos a comprar, y si estamos 100% seguros de que vamos a usarlo. En segundo lugar, siempre es recomendable conocer marcas de moda justa y visitar tiendas de segunda mano. Y, por último, considerar alternativas como el upcycling, que consiste en reciclar objetos de manera creativa. Por ejemplo, un vestido se puede convertir fácilmente en una blusa veraniega al cortarle las mangas y darle un par de puntadas estratégicas.

Por otra parte, no quiero dejar de mencionar que nos lo pasamos genial decorando nuestras nuevas bolsas de tela. Rossi se inspiró en uno de los lemas de la campaña, “Detox our Fashion”, y yo decidí hacer una nueva interpretación de nuestro logo. ¿Qué os parece el resultado?

Todas las fotoshttp://eco-komorebi.com/2015/06/time-for-a-detox/