“Podemos mejorar la sociedad a través de nuestro vestuario”

La tienda de Moda en Positivo está ubicada en el corazón más ecológico de Barcelona, el Barrio de Gracia. / Foto: MEP

Fieles a sus valores ecológicos, en noviembre de 2013 Beatriz Valdivia y Albert Cediel crean “Moda en Positivo”, un espacio plural dedicado a la moda sostenible. En él se pueden adquirir productos realizados artesanalmente a partir de materiales ecológicos o reciclados. Además, el proceso de producción tiene que respetar unos parámetros éticos de compromiso social.

Beatriz viajará en breve a Perú, de donde traerá bolsos hechos con papel por una comunidad local de mujeres. Pero antes hemos tenido ocasión de charlar con ella para que nos cuente las claves de este precioso proyecto.

¿ Qué es “Moda en Positivo”?
Un espacio que nace con el propósito de ofrecer complementos, bisutería, calzado y ropa atemporal realizada con técnicas artesanales por pequeños diseñadores, mujeres cabezas de familia o por comunidades indígenas.

Nos aseguramos de que cada objeto manifieste un respeto por el medio ambiente y, sobre todo, por las personas. Consideramos que podemos contribuir a mejorar la sociedad a través de algo tan cotidiano como nuestro vestuario. Si quieres cambiar el mundo…¡póntelo!

Todos los artículos a la venta respetan tanto al medio ambiente como a las personas./ Foto: MEP

¿ Qué fue lo que os llevó a constituir esta plataforma?
Tanto Albert como yo llevamos más de 25 años trabajando en el sector ecológico. Albert estudió en su juventud diseño de moda, pero nunca ejerció la profesión.

En el 2010 nos fuimos con toda la familia a vivir a Colombia y allí tuvimos mucho contacto con artesanos locales. Yo detecté que uno de sus grandes problemas es que no comunicaban lo que hacían. Por ello, decidí crear una plataforma para promover la Moda Sostenible en América Latina y dar visibilidad a todas estas pequeñas marcas. Eco Fashion Latam  – así se llama la plataforma-, nos permitió descubrir nuevos diseñadores y, al regresar a España, volcamos toda esta experiencia que habíamos acumulado en el sector en la creación de Moda en Positivo.

¿ Por qué consideráis necesario apoyar y potenciar aquellas iniciativas que se desarrollan en el marco de la moda sostenible?
Es un sector que necesita mucha colaboración, sobre todo en el ámbito del marketing. La mayoría son pequeños diseñadores que tienen mucha concienciación, pasión por una moda diferente y conocimientos en diseño, pero no son expertos en ventas. No saben comunicar quienes son y lo que hacen. Por otra parte está nuestro proyecto con marcas latinoamericanas que desean introducirse en Europa y, por motivos logísticos y económicos, les resulta difícil. Nuestra plataforma les permite entrar en este mercado.

Coloridos complementos hechos a mano./ Foto: MEP

¿ Cuáles son los requisitos que establecéis para seleccionar las marcas que entrarán a formar parte de “Moda en positivo”?
Que pertenezcan a una de las 4 áreas en las que trabajamos : 1. Que trabajen con materias primas ecológicas, 2. Que realizan productos o prendas a partir del reciclaje de residuos (Upcycling), 3. Productos hechos a mano, sobre todo por comunidades en riesgo de inclusión, y 4. Prendas que usen la tecnología como método de innovación y con un bien para la salud (“smart fashion”). Pero lo que más valoramos son las iniciativas relacionadas con proyectos sociales.

En vuestra opinión, ¿ cuáles son los mayores retos a los que se enfrenta la moda sostenible en la actualidad?
Lamentablemente, el sector ecológico en general lucha con el handicap de que el consumidor considera que es un producto caro. Por eso, no sólo hemos de vender, sino formar al público. Mostrarle cuáles son los valores de esta moda y hacerle entender que este cambio de actitud es bueno para todos, para el planeta. Otro reto es conseguir ayudas y subvenciones para estos eco-emprendedores…y que se “multe” a los que ocasionan daños sociales y medioambientales.

Nos hace tremenda ilusión ayudar, aconsejar y asesorar a los que empiezan en este mundo. Tienen grandes sueños e ilusiones, pero que tienen aprender que, a pesar de todo, este negocio tiene que ser rentable para ellos y sus comunidades.

Beatriz Valdivia y Albert Cediel: socios en lo profesional y en lo personal. / Foto: MEP
Cuida tu piel con productos orgánicos con Saponeria Sile

Cuida tu piel con productos orgánicos con Saponeria Sile

00_DSC_1320-1
Detalle del interior. // FOTO: Sarah Bastianello

En la calle principal de Casale sul Sile, un pequeño pueblo situado a pocos kilómetros de Venecia, hay una diminuta puerta que resulta ser la entrada al mágico mundo de Saponeria Sile. En este curioso lugar la palabra “orgánico” se convierte en un mantra. El nombre del comercio está inspirado por el verde serpenteo de agua que fluctúa en medio del Véneto, y que también ostenta el título de Parque Natural del Río Sile.

La idea detrás de este negocio se remonta 12 años en el tiempo, cuando Nicola Ghedin y sus socios decidieron que confiarle nuestro día a día a productos cuyo origen y composición desconocemos no podía ser nuestra única opción. Esa es la razón por la decidieron que solo comercializarían artículos naturales para el cuidado de la piel y la limpieza de la casa. Todos ellos certificados y probados dermatológicamente.

La tienda en sí misma tiene un toque acojedor, especialmente la sección de los jabones hechos a mano, que atraen las miradas con sus arominosos tonos pastel. Además, en todas las paredes y rincones se encuentran etiquetas que describen cuidadosamente los beneficios de cada una de las pastillas de jabón, enumerando aquellos ingredientes de los que están compuestas.

00_DSC_1366-5
Detalle del interior. // FOTO: Sara Bastianello

“Nuestro objetivo es el de ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de comprar los mismos productos naturales que nosotros queremos para nosotros mismos y nuestros hijos”, explica el propietario Nicola Ghedin.“Queremos tener la certeza de que todos los ingredientes que contienen son respetosos con el medio ambiente”.

Todas los artículos que se encuentran a la venta en Saponeria Sile tienen la garantía de haber sido elaborados localmente. Una filosofía que parece estar dando muy buen resultado, ya que la empresa ha comenzado a expandirse a otras ciudades como Cracovia. Pero no os preocupes, para aquellos que no viváis en Italia o Polonia, también tenéis la posbilidad de echarle un vistazo a su catálogo online en su página web.

Entrevista a Sandra Catalán, fundadora de Biribiro Handmade Lovers

Entrevista a Sandra Catalán, fundadora de Biribiro Handmade Lovers

Impulsada por la situación económica española, Sandra Catalán puso rumbo a Bristol en junio de 2014. Allí, mientras aprende inglés, esta joven bióloga ha decidido apostar fuerte por una de sus grandes pasiones: la artesanía. A lo largo de estas líneas Sandra contesta a nuestras preguntas para darnos a conocer todos los detalles sobre Biribiro Handmade Lovers, su nueva marca de accesorios hechos a mano – muchos de ellos a partir de materiales reciclados. Color, originalidad y respeto a medio ambiente. O, en otras palabras, la prueba de que sí se puede tener todo.

IMG_5809
Inspiración floral. // FOTO: Biribiro Handmade Lovers.

¿Cuándo empezaste a dar vida a la marca Biribiro Handmade Lovers? ¿De dónde vino la idea de emprender un proyecto de estas características?

Los trabajos hechos a mano han estado muy presentes en mi vida desde pequeña. Mi madre es una amante de la costura y mi padre de las manualidades, así que he crecido rodeada de telas y desde siempre he cosido. Recuerdo ir de compras y no encontrar nunca complementos que se ajustasen a mi estilo, así que me los diseñaba yo misma. Poco a poco mis pequeñas creaciones fueron teniendo muy buena acogida entre mis amigos, y todos me animaban a que crease mi propia marca. Pero no fue hasta llegar a Bristol el verano pasado que decidí crear de manera profesional Biribiro Handmade Lovers. Leer más

Wood Friends, una amistad de raíces profundas

Wood Friends, una amistad de raíces profundas

Sé lo que estáis pensando…ya va siendo hora de hacer una larga parada en mi querida tierra natal, España. Pues sí, no podríamos estar más de acuerdo, así que este último artículo antes de nuestras vacaciones navideñas está dedicado a presentaros una joven marca asentada en Valencia, en la cálida orilla del Mediterráneo.

WF1
Monturas de gafas hechas a partir de madera reciclada. // FOTO: Wood Friends.

Mientras acababa sus estudios universitarios, Roberto Martínez, que siempre había tenido cierta debilidad por las gafas de sol, tuvo que entregar un trabajo para su asignatura de “ Creación de marca y dieño”. Sin embrago, sus ideas no tardaron en saltar del papel a la calle. El proyecto que había planteado tenía tanto potencial que el propio profesor le animó a buscar financiación para hacer que este cobrase vida. Lo cierto es que unos pocos meses después Roberto ya había encontrado a los perfectos compañeros de viaje: una empresa local llamada Óptica Ferrer.

Así es como Wood Friends comenzaba su andadura hace poco más de un año, a finales de verano de 2013. El enfoque original de la marca se basa en fabricar gafas de ver y de sol hechas a mano, cuyas monturas están elaboradas a partir de madera de haya reciclada procedente de Finlandia.

WF3
Muestra de gafas 100% personalizadas. // FOTO: Wood Friends.

Por otra parte, los primeros pasos del proceso de producción incluyen el corte y la curvatura de la propia madera. Un trabajo íntegramente artesanal que se desarrolla dentro del taller de la óptica, cuya historia se remonta a 1957. La gran experiencia acumulada por este negocio familiar durante todos estos años supone una ventaja fundamental a la hora de solventar todas las dificultades derivadas del uso de un material tan inusual en la industria de las gafas en España. Leer más