Tiempo para una buena DETOX

Eva y Rebecca

Tirar tu ropa antigua a la basura cuando te cansas de ella ya no es una opción. Especialmente ahora que podemos encontrar una larga lista de alternativas para renovar nuestro armario sin tener que contaminar el medio ambiente. ¿Queréis que os demos un ejemplo?

El pasado sábado 13 de junio asistimos en Düsseldorf al “clothes swap party”, un evento organizado por Greenpeace en el contexto de su campaña DETOX. La idea del encuentro era que la gente pudiese aportar sus prendas de ropa caídas en el olvido y, a cambio, se llevase a casa tantos pantalones, camisetas, vestidos o zapatos, pertenecientes a otras personas, como quisiese. Además, la primera premisa no era obligatoria. También se podía echar un vistazo de manera espontánea y coger la ropa que te gustase sin haber dejado la tuya.

También tuvimos oportunidad de charlar un rato con una de las integrantes del grupo de Greenpeace, Rebecca Häfner, quien nos dio información más detallada sobre los objetivos de la campaña DETOX. En el marco de esta iniciativa se trata de persuadir a las grandes firmas textiles de que para el año 2020 hayan eliminado del proceso de producción los elementos químicos más contaminantes. Aquí os dejamos un fragmento interesante extraído de su página web:

“Mientras la industria textil global continúa incrementando su producción, una cantidad cada vez mayor de desperdicios líquidos se filtra al medio ambiente y envenena valiosísimos recursos de agua fresca. En China, el mayor productor textil a nivel internacional, alrededor de dos tercios de los recursos de agua fresca ya han sido contaminados.”

Rebecca también nos ofreció algunos consejos para conseguir un armario más sostenible. Para empezar, quizá lo más importante sea tomar una decisión consciente sobre nuestras compras. Lo que significa parar un momento y plantearnos si realmente necesitamos aquello que vamos a comprar, y si estamos 100% seguros de que vamos a usarlo. En segundo lugar, siempre es recomendable conocer marcas de moda justa y visitar tiendas de segunda mano. Y, por último, considerar alternativas como el upcycling, que consiste en reciclar objetos de manera creativa. Por ejemplo, un vestido se puede convertir fácilmente en una blusa veraniega al cortarle las mangas y darle un par de puntadas estratégicas.

Por otra parte, no quiero dejar de mencionar que nos lo pasamos genial decorando nuestras nuevas bolsas de tela. Rossi se inspiró en uno de los lemas de la campaña, “Detox our Fashion”, y yo decidí hacer una nueva interpretación de nuestro logo. ¿Qué os parece el resultado?

Todas las fotoshttp://eco-komorebi.com/2015/06/time-for-a-detox/

Fräulein Bredow, la belleza de la moda sostenible.

Fräulein Bredow, la belleza de la moda sostenible.

IMGP0225-9
Folleto informativo de la tienda

¿Qué estoy haciendo aquí? Eso es exactamente lo que Sia Bredow se preguntó a sí misma después de varios años trabajando como diseñadora para la industria convencional de la moda. “Todo era contrario a mis creencias, hasta que un día simplemente decidí dejarlo”, nos cuenta Sia mientras disfruta de una taza de té verde. “No era feliz, pero no siempre es fácil darte cuenta de ello cuando te encuentras inmerso en la rutina diaria. A veces estás tan acostumbrado a todo aquello que te rodea que no eres capaz de reflexionar sobre lo que te preocupa”.

Tras dejar su trabajo necesitaba un descanso para reconectar consigo misma y pensar sobre cuál iba a ser el siguiente paso a dar. Para ello decidió viajar al Norte de España, donde la esperaba el Camino de Santiago. Salió desde Le Puy en Velay, en Francia, y viajó casi 2000 km a pie.

Una vez de vuelta en Alemania la acción no tardó en llegar, y el mes de agosto de 2013 se inauguraba en Düsseldorf la tienda Fräulein Bredow – Green Concept Store. Esta espaciosa y bien iluminada boutique se encuentra en el distrito de Derendorf (Roßstraße 9) y se dedica exclusivamente a la comercialización de ropa y complementos elaborados bajo criterios de sostenibilidad.

IMGP0139-9
La diseñadora alemana Sia Bredow

“No me podía imaginar volver a realizar el mismo trabajo que hacía antes”, comenta Sia. “Por otra parte, sabía que quería empezar algo por mí misma. Todo lo que me había estado molestando me resultaba ahora obvio. Tenía que permanecer en el sector de la moda porque me encanta y soy buena en ello, es solo que detesto los pilares sobre los que está construida la industria convencional: la contaminación de los ríos y del aire, los aditivos químicos en las telas y el tratamiento injusto que reciben los trabajadores en una gran parte de los casos”.

Así es como empezó a recolectar información sobre nuevas marcas de moda comprometidas con la sociedad y el medio ambiente. Y, tras una visita al Greenshowroom, una feria de moda ecológica celebrada anualmente en Berlín, donde tuvo posibilidad de cerciorarse de la calidad de las prendas y establecer contacto con los representantes de las marcas, Sia se decidió a hacer su primer pedido. Un año y medio más tarde encontramos firmas como Alma & Lovis, Komodo o Lanius llenando de color su boutique.

IMGP0164-1
Vista del interior de la tienda

Sostenibilidad como valor añadido
Fräulein – señorita, en Español – Bredow sabe exactamente lo que le quiere ofrecer a sus clientas. Le gusta el negro, pero también disfruta de los colores veraniegos. Define su estilo como sofisticado, atemporal, de cortes limpios y femeninos. Además, Sia trata siempre de explorar las posibilidades que ofrecen nuevos tejidos.

“Me gustaría que todo aquel que venga a visitar mi tienda lo haga porque les convence la calidad y el diseño. El factor ecológico se da por supuesto en toda la ropa y los complementos, lo que hace que los clientes puedan centrarse en valorar otro tipo de aspectos estéticos. En un mundo ideal sería en todas partes de la misma manera”, concluye Sia con una sonrisa.

TEXTO: Eva Blanco

FOTOS: Rossana Photography