Se cambia armario por ciberarmario

kleiderrebell
Un look para cada ocasión./ Foto: Kleiderrebell

La semana pasada entrevistamos a Laura Apel. Esta joven emprendedora alemana está a punto de lanzar su primer proyecto profesional propio en relación con la industria de la moda: kleiderrebell. Sigue leyendo y descubre su original – y sostenible- planteamiento.

¿Cómo funciona el proyecto “kleiderrebell”?
Kleiderrebel será una tienda online en la que no se comprarán prendas de ropa, sino que se alquilarán. Cada artículo tiene su propio precio de alquiler, que cubre un periodo de un mes. Las clientas tienen la flexibilidad de decidir qué prendas alquilan y por cuánto tiempo. Sin subscripciones o gastos fijos. Cuando las clientas se cansan de la prenda que han alquilado la pueden devolver sin problemas a Kleiderrebell. Además, también se pueden conseguir cupones descuento al donarnos ropa de segunda mano. La finalidad es contribuir a crear una industria de la moda que sea más sostenible, ya que las mujeres pueden ir a la moda sin necesidad de comprar prendas nuevas.

¿Qué te inspiró a impulsar este original planteamiento?
Durante mis estudios en administración de moda tuve la oportunidad de hacer unas prácticas en Bangladés. Allí adquirí una perspectiva más profunda de la industria de la moda, desde las plantaciones de algodón hasta que las prendas son finalmente manufacturadas. De ese momento en adelante empecé a buscar una solución alternativa al modelo clásico que tenemos de consumir moda.

¿Cómo ha evolucionado tu visión de la moda durante todos estos años en los que has estado activa en la industria?
Me he pasado años acudiendo a mercadillos. Me parece que son siempre una gran experiencia: nunca sabes qué puedes esperar. A veces encuentras artículos geniales que no dudas en comprar, y otras veces vuelves a casa con las manos vacías. Pero todo lo que compras o vendes allí contribuye a la idea de sostenibilidad. Deberíamos preguntarnos más a menudo qué alternativas de consumo tenemos antes de lanzarnos a comprar todo nuevo.

kleiderrebell2
“Love it. Wear it. Share it.” / Foto: Kleiderrebell

Cuéntanos más sobre la iniciativa que has iniciado para ayudarte a recaudar fondos para poner en marcha el proyecto.
La campaña de crowdfunding acaba el próximo 22 de noviembre. Nuestro objetivo es alcanzar los 15.000 € en donaciones – de los que ya hemos recaudado más de 8.500€. La gente que apoye nuestro proyecto puede contar con distintos beneficios a cambio: bolsas de algodón con bonitos patrones, cupones de compra, organización de eventos personales y consejos de estilo.

Se acercan buenos tiempos

Cris lleva la camiseta “kurznach” y Eva la sudadera “Viertelnach”/ FOTO: Rossana Photography

Comprar una camiseta bonita al mismo tiempo que ayudas a financiar un proyecto social no solo es ahora posible, sino realmente sencillo. Gracias al innovador enfoque desarrollado por la marca alemana goodtym podrás darle una chispa a tu armario y hacer algo bueno por el mundo con solo unos pocos golpes de ratón.

Creada recientemente por tres jóvenes llamados Florian, Michel y Milan, goodtym combina varios aspectos que hacen que conceptos como “moda” y “sostenibilidad” se puedan reconciliar: sus diseños se realizan a partir de materiales ecológicos como el algodón orgánico (certificado por GOTS), y una parte significativa de las ganancias se destina a apoyar causas justas.

“Nuestro objetivo es proporcionar un rato agradable para nuestros clientes – el nombre de la marca hace referencia a las palabras good time en inglés-, pero también para el medio ambiente. En el futuro nos gustaría que este tipo de alternativas de consumo sean vistas como algo natural, nada fuera de lo ordinario”, comenta Florian.

Actualmente goodtym está apoyando un proyecto de reforestación en Nicaragua. La colaboración funciona de la siguiente manera: primero nos dirigimos a su tienda online y escogemos un producto del catálogo. Una vez que estás a punto de realizar la compra, debes sabes que el primer árbol que será plantado ya está icluído en el precio de ropa. Sin embargo, también es posible ampliar la donación añadiendo un mayor número de árboles al pedido.

“Sabíamos de la existencia de proyectos similares, marcas que también se sustentan en el concepto de responsabilidad social. Pero, lo que echamos de menos en la mayor parte de los casos, es que no hay un seguimiento consistente de la inversión. Es difícil saber qué se ha hecho exactamente con tu dinero. Por ello, en nuestro caso queríamos ofrecer un enfoque totalmente transparente e individual en este sentido.”

Esa es la razón de que sus etiquetas estén inspiradas en una especie de mapa del tesoro. Todos sus clientes reciben un código personal que pueden introducir en una determida página web para averiguar, por ejemplo, cuál es la localización concreta del árbol que han ayudado a plantar.

“Estoy seguro de que en el futuro seremos capaces de incluir más proyectos que presenten distintas características – no solo en relación con el medio ambiente. De esta forma, nuestros clientes tendrán la posibilidad de decidir con qué iniciativa quieren colaborar, en función de sus afinidades”, concluye Florian con una sonrisa.

*****

Conceptos de alemán básico para que podáis moveros fácilmente por la web de goodtym:

1. Produkt aussuchen: elegir producto
2. Projekt wählen: seleccionar proyecto
3. Gute Ziet genießen: pasar un buen rato
4. Größe wählen: elegir talla
5. In den Warenkorb: añadir al carrito
6. Zur Kasse: Ir a pagar
7. Nächster Schritt: Siguiente paso
8. Adresse angeben: Dar la dirección
9. Bezhalen: Pagar
10. Bestätigen: Confirmar

TEXTO: EVA BLANCO
BLOGGER INVITADA: CRIS ROATA de Cook it fit
FOTOS: ROSSANA Photography

Todas las fotoshttp://eco-komorebi.com/2015/07/goodtymes-are-coming

Un destello de esperanza en Mumbai

Un destello de esperanza en Mumbai

Los diseños de Glimpse Clothing pasan de ser un boceto en papel a una prenda colgando en nuestros armarios gracias al esfuerzo de quince mujeres. Trabajan en un taller de Mumbai (La India), y todas ellas tienen desgraciadamente algo en común: en el pasado fueron víctimas de la esclavitud sexual. Esta joven marca alemana, fundada en 2012, está asociada con una ONG local para ofrecerle a estas mujeres la posibilidad de ganar un salario justo a la vez que aprenden una profesión. ¿Su objetivo? Asegurarse de que nunca tendrán que volver a vender sus cuerpos.

glim3
Colección Primavera/Verano 2015. / FOTO: Glimpse Clothing.

“Cuando acabé mis estudios me tomé un año sabático para reflexionar sobre qué quería hacer con mi pasión por la moda”, nos explica Teresa Göppel – diseñadora y una de las fundadoras de Glimpse Clothing – para dar respuesta a mi pregunta sobre los orígenes de la marca. “Para mí no tenía sentido trabajar para la industria convencional de la moda por su falta de valores sociales. Pensé que al final de mi vida podría mirar atrás y preguntarme qué había creado con el poder de mis manos. Si solo había adulado la riqueza y la belleza de este mundo no creo que hubiese logrado gran cosa”.

Teresa se encontraba viajando por Australia cuando conoció a una pareja que tenía un proyecto en Tailandia para reintegrar antiguas prostitutas a la sociedad mediante el aprendizaje de un oficio. Compartieron impresiones al respecto, y Teresa comenzó una colaboración temporal con ellos que en última instancia le inspiró a seguir un camino similar. Leer más

Fräulein Bredow, la belleza de la moda sostenible.

Fräulein Bredow, la belleza de la moda sostenible.

IMGP0225-9
Folleto informativo de la tienda

¿Qué estoy haciendo aquí? Eso es exactamente lo que Sia Bredow se preguntó a sí misma después de varios años trabajando como diseñadora para la industria convencional de la moda. “Todo era contrario a mis creencias, hasta que un día simplemente decidí dejarlo”, nos cuenta Sia mientras disfruta de una taza de té verde. “No era feliz, pero no siempre es fácil darte cuenta de ello cuando te encuentras inmerso en la rutina diaria. A veces estás tan acostumbrado a todo aquello que te rodea que no eres capaz de reflexionar sobre lo que te preocupa”.

Tras dejar su trabajo necesitaba un descanso para reconectar consigo misma y pensar sobre cuál iba a ser el siguiente paso a dar. Para ello decidió viajar al Norte de España, donde la esperaba el Camino de Santiago. Salió desde Le Puy en Velay, en Francia, y viajó casi 2000 km a pie.

Una vez de vuelta en Alemania la acción no tardó en llegar, y el mes de agosto de 2013 se inauguraba en Düsseldorf la tienda Fräulein Bredow – Green Concept Store. Esta espaciosa y bien iluminada boutique se encuentra en el distrito de Derendorf (Roßstraße 9) y se dedica exclusivamente a la comercialización de ropa y complementos elaborados bajo criterios de sostenibilidad.

IMGP0139-9
La diseñadora alemana Sia Bredow

“No me podía imaginar volver a realizar el mismo trabajo que hacía antes”, comenta Sia. “Por otra parte, sabía que quería empezar algo por mí misma. Todo lo que me había estado molestando me resultaba ahora obvio. Tenía que permanecer en el sector de la moda porque me encanta y soy buena en ello, es solo que detesto los pilares sobre los que está construida la industria convencional: la contaminación de los ríos y del aire, los aditivos químicos en las telas y el tratamiento injusto que reciben los trabajadores en una gran parte de los casos”.

Así es como empezó a recolectar información sobre nuevas marcas de moda comprometidas con la sociedad y el medio ambiente. Y, tras una visita al Greenshowroom, una feria de moda ecológica celebrada anualmente en Berlín, donde tuvo posibilidad de cerciorarse de la calidad de las prendas y establecer contacto con los representantes de las marcas, Sia se decidió a hacer su primer pedido. Un año y medio más tarde encontramos firmas como Alma & Lovis, Komodo o Lanius llenando de color su boutique.

IMGP0164-1
Vista del interior de la tienda

Sostenibilidad como valor añadido
Fräulein – señorita, en Español – Bredow sabe exactamente lo que le quiere ofrecer a sus clientas. Le gusta el negro, pero también disfruta de los colores veraniegos. Define su estilo como sofisticado, atemporal, de cortes limpios y femeninos. Además, Sia trata siempre de explorar las posibilidades que ofrecen nuevos tejidos.

“Me gustaría que todo aquel que venga a visitar mi tienda lo haga porque les convence la calidad y el diseño. El factor ecológico se da por supuesto en toda la ropa y los complementos, lo que hace que los clientes puedan centrarse en valorar otro tipo de aspectos estéticos. En un mundo ideal sería en todas partes de la misma manera”, concluye Sia con una sonrisa.

TEXTO: Eva Blanco

FOTOS: Rossana Photography