Se acercan buenos tiempos

Cris lleva la camiseta “kurznach” y Eva la sudadera “Viertelnach”/ FOTO: Rossana Photography

Comprar una camiseta bonita al mismo tiempo que ayudas a financiar un proyecto social no solo es ahora posible, sino realmente sencillo. Gracias al innovador enfoque desarrollado por la marca alemana goodtym podrás darle una chispa a tu armario y hacer algo bueno por el mundo con solo unos pocos golpes de ratón.

Creada recientemente por tres jóvenes llamados Florian, Michel y Milan, goodtym combina varios aspectos que hacen que conceptos como “moda” y “sostenibilidad” se puedan reconciliar: sus diseños se realizan a partir de materiales ecológicos como el algodón orgánico (certificado por GOTS), y una parte significativa de las ganancias se destina a apoyar causas justas.

“Nuestro objetivo es proporcionar un rato agradable para nuestros clientes – el nombre de la marca hace referencia a las palabras good time en inglés-, pero también para el medio ambiente. En el futuro nos gustaría que este tipo de alternativas de consumo sean vistas como algo natural, nada fuera de lo ordinario”, comenta Florian.

Actualmente goodtym está apoyando un proyecto de reforestación en Nicaragua. La colaboración funciona de la siguiente manera: primero nos dirigimos a su tienda online y escogemos un producto del catálogo. Una vez que estás a punto de realizar la compra, debes sabes que el primer árbol que será plantado ya está icluído en el precio de ropa. Sin embargo, también es posible ampliar la donación añadiendo un mayor número de árboles al pedido.

“Sabíamos de la existencia de proyectos similares, marcas que también se sustentan en el concepto de responsabilidad social. Pero, lo que echamos de menos en la mayor parte de los casos, es que no hay un seguimiento consistente de la inversión. Es difícil saber qué se ha hecho exactamente con tu dinero. Por ello, en nuestro caso queríamos ofrecer un enfoque totalmente transparente e individual en este sentido.”

Esa es la razón de que sus etiquetas estén inspiradas en una especie de mapa del tesoro. Todos sus clientes reciben un código personal que pueden introducir en una determida página web para averiguar, por ejemplo, cuál es la localización concreta del árbol que han ayudado a plantar.

“Estoy seguro de que en el futuro seremos capaces de incluir más proyectos que presenten distintas características – no solo en relación con el medio ambiente. De esta forma, nuestros clientes tendrán la posibilidad de decidir con qué iniciativa quieren colaborar, en función de sus afinidades”, concluye Florian con una sonrisa.

*****

Conceptos de alemán básico para que podáis moveros fácilmente por la web de goodtym:

1. Produkt aussuchen: elegir producto
2. Projekt wählen: seleccionar proyecto
3. Gute Ziet genießen: pasar un buen rato
4. Größe wählen: elegir talla
5. In den Warenkorb: añadir al carrito
6. Zur Kasse: Ir a pagar
7. Nächster Schritt: Siguiente paso
8. Adresse angeben: Dar la dirección
9. Bezhalen: Pagar
10. Bestätigen: Confirmar

TEXTO: EVA BLANCO
BLOGGER INVITADA: CRIS ROATA de Cook it fit
FOTOS: ROSSANA Photography

Todas las fotoshttp://eco-komorebi.com/2015/07/goodtymes-are-coming

Un destello de esperanza en Mumbai

Un destello de esperanza en Mumbai

Los diseños de Glimpse Clothing pasan de ser un boceto en papel a una prenda colgando en nuestros armarios gracias al esfuerzo de quince mujeres. Trabajan en un taller de Mumbai (La India), y todas ellas tienen desgraciadamente algo en común: en el pasado fueron víctimas de la esclavitud sexual. Esta joven marca alemana, fundada en 2012, está asociada con una ONG local para ofrecerle a estas mujeres la posibilidad de ganar un salario justo a la vez que aprenden una profesión. ¿Su objetivo? Asegurarse de que nunca tendrán que volver a vender sus cuerpos.

glim3
Colección Primavera/Verano 2015. / FOTO: Glimpse Clothing.

“Cuando acabé mis estudios me tomé un año sabático para reflexionar sobre qué quería hacer con mi pasión por la moda”, nos explica Teresa Göppel – diseñadora y una de las fundadoras de Glimpse Clothing – para dar respuesta a mi pregunta sobre los orígenes de la marca. “Para mí no tenía sentido trabajar para la industria convencional de la moda por su falta de valores sociales. Pensé que al final de mi vida podría mirar atrás y preguntarme qué había creado con el poder de mis manos. Si solo había adulado la riqueza y la belleza de este mundo no creo que hubiese logrado gran cosa”.

Teresa se encontraba viajando por Australia cuando conoció a una pareja que tenía un proyecto en Tailandia para reintegrar antiguas prostitutas a la sociedad mediante el aprendizaje de un oficio. Compartieron impresiones al respecto, y Teresa comenzó una colaboración temporal con ellos que en última instancia le inspiró a seguir un camino similar. Leer más