Un sueño hecho realidad para las novias bohemias

Bride collection Summer 2015 // PHOTO: Mimetik Bcn

Entrevistamos a Mireia Solsona, creadora de la marca MIMÈTIK Bcn. Sus románticas colecciones para novias y sus originales vestidos de fiesta convertibles están causando cada vez mayor sensación en aquellas mujeres que no sólo buscan el look perfecto, sino que también valoran un proceso de producción cuidado y el diseño atemporal. 

¿Qué nos puedes contar sobre los orígenes de la marca?

Se remontan a 2007, cuando yo todavía estaba estudiando la carrera de arquitectura. Muchos años atrás ya había tenido la suerte de poder viajar a la India, a Grecia, a Tailandia, y siempre me fijaba en la ropa tradicional que llevaban las mujeres de estos países. Esos vestidos que tenían la gran característica de  ser convertibles. Los podían llevar desde embarazadas hasta mujeres súper delgadas. Las medidas no cambiaban. Enseguida pensé que eso era exactamente lo opuesto a la forma de consumir moda que tenemos en los países occidentales, donde nos ofrecen muchas tallas distintas que impiden que uses la misma prenda de una temporada para otra en el momento en que tu cuerpo cambia lo más mínimo.

¿ Y cómo se consigue adaptar la misma prenda a distintos cuerpos?

La clave es trabajar con patrones geométricos, que no tengan una forma predefinida. Además, cada una de nosotras explota su parte femenina de una forma, por eso era importante que un mismo vestido pudiese convertirse en muchos otros. Con ello también quería potenciar la creatividad y luchar contra el fast fashion.

Cuéntanos cómo diste el salto de la arquitectura a la moda… 

Empecé a estudiar un curso de patronaje mientras acababa la carrera, y a hacer estudios para poder encontrar esa medida estándar que funcionase para diez tallas diferentes. Seguí trabajando en nuevos diseños y asistiendo a ferias del sector, hasta que en 2009 decidí dar el paso de abrir la tienda online en la plataforma ETSY (exclusiva para productos hechos a mano). Por ese entonces me dedicaba a ello a tiempo parcial pero, con la llegada de la crisis económica, el despacho de arquitectura para el que estaba trabajando cerró, y me pareció la oportunidad perfecta para dedicarme a MIMÈTIK al cien por cien.

Mireia’s designs are distinctively bohemian and romantic // PHOTO: Mimetik Bcn

¿ Y cuándo comenzó a consolidarse finalmente la marca?

Cuando me seleccionaron en Barcelona para un programa de emprendedores que duraba varios meses. Tenía una serie de tutores que me ayudaron un montón a crear mi plan de empresa. Pero un gran punto de inflexión llegó en 2011, cuando conocí a la escritora Lucía Extebarría en el Nómada Market de Madrid. Ella se casaba ese año y decidió que yo le hiciese el vestido de novia. Pero en un primer momento fue más como una experiencia única. Tuvieron que pasar tres años hasta que, en septiembre de 2014, reforcé mi equipo y nos planteamos sacar a la luz una nueva línea de novias. Por último, también me ayudó mucho haber encontrado los dos talleres locales, uno de corte y otro de confección, en los que iba a confiar de manera definitiva para la producción.

¿ Tenéis planes para expandiros en el futuro?

Sí, queremos abrir un showroom en Barcelona exclusivo para novias, para venir con cita a probarse el vestido. Además, desde hace unos años también estamos empezando a tener puntos de venta en Portugal y en Francia. Y ahora vamos a empezar a vender al por mayor a EEUU ( que también es el país en el que están la mayor parte de nuestros clientes por Internet).

MIMÈTIK Bcn tiene nueva página web, no te la pierdas: http://mimetikbcn.com

TEXTO: EVA BLANCO